¿Quieres abrir un centro de estética y no sabes que debes de tener en cuenta?

Las preguntas que tienes que hacerte para abrir un centro de estética y despejar todas tus dudas.

Con este post repasamos las dudas clave que hay que resolver antes de empezar en este sector y damos algunos consejos para la gestión de un negocio de belleza.

Antes de comenzar con la batería de preguntas quiero felicitarte por comenzar este camino, emprender, iniciarte en el sector de la estética y estar dispuesto a pelear por tu centro de belleza.

Abrir un centro de estética es muy diferente a trabajar para otras personas u otros salones de belleza, en cuanto empiezas, todo el trabajo, tiempo y esfuerzo se multiplican.

El compromiso, el esfuerzo y la profesionalidad son tus armas para crecer y la mejor inversión para conseguir multiplicar también las satisfacciones.

Ya seas un profesional de la estética que quiere abrir su propio centro o un inversor que quiere aprovechar las oportunidades de este sector, es necesario empezar planteándose algunas preguntas.

Estas preguntas requieren de una respuesta meditada y de una persona resolutiva, con iniciativa y creatividad para adaptarse.

Su resultado determinara toda la trayectoria de nuestro centro.

¿Cómo va a diferenciarse nuestro centro de estética?

Según datos de STANPA en un informe de inicios de 2017, existen en España aproximadamente unos 22.000 centros de estética, unas 15.000 cabinas de belleza en peluquerías, 3.560 centros médicos estéticos y unos 700 hoteles que tienen servicios de Spa.

Esto supone tener un centro de belleza o estética por cada 900 habitantes en nuestro país, un escenario que promete una guerra por conseguir cada cliente.

Y solo la podemos ganar si conseguimos diferenciarnos y les ofrecemos mas beneficios que los atraigan y retengan con nosotros.

Para crear estos beneficios no es necesario encontrar esa idea “revolucionaria” que no haya encontrado nadie, solo necesitas transformar algunas de las ideas actuales, personalizarlas con tu estilo y posicionarte como un referente.

Algunas ideas para diferenciarse al abrir un centro de estética son:
  • Abrir un centro de estética con servicios especializados para hombres: Cada vez son más las personas de este género las que se comprometen con su imagen y buscan belleza o bienestar, pero muchos de estos servicios requieren de una intimidad de la que se sienten recelosos en los centros unisex. Por ello su especialización puede ser una gran innovación.
  • Salones de belleza exclusivos para personas con alto nivel adquisitivo y personalidades: Suena difícil pero son reales, son cada vez más los centros de estética que gracias al boca a boca de sus clientes y sus servicios exclusivos, cuentan con este tipo de clientela.
  • Negocios especializados en un tipo de servicios o tratamientos específicos: Poco a poco vemos más negocios que aprovechan la demanda de servicios de un solo ámbito y crean negocios en los ofrecen tratamientos especializados, ya no solo de depilación o uñas, sino también de tratamientos antipiojos para los niños o medicina estética para un edad o situación concreta.
  • Centros especializados en clientes que buscan un trabajo más natural, huyen de lo artificial y confían en los productos orgánicos y bio.
  • O los centros que se centran en un estilo de belleza más regional o de tratamientos distinguidos por ser más usados por personas de diferentes razas, tonos de piel y tipo de cabello, etc. Estamos en una sociedad multicultural, porque no especializarse en alguna.

Si entre estas ideas encuentras una que se adapta al ámbito que quieres trabajar o piensas que tienes una idea para especializarte en un público que no ha atendido nadie, debes estudiar la competencia que pueda haber.

¿Conoces a tu competencia?

Saber si hay más centros como el nuestro, cuantos hay, a que distancia están y como trabajan es fundamental para diferenciarse sin dejar de lado lo que buscan tus futuros clientes.

No se trata de investigarlos para hacer lo mismo que ellos, sino de verificar e investigar lo que ellos pueden hacer y pensar cómo mejorarlos.

Consigue toda la información que tengan publica y contrasta:

  • Revisa su sitio web ¿Qué información tiene? ¿Qué servicios ofrece? ¿A qué precios?
  • ¿Dónde se sitúa su web en Google? Su posición le atrae clientes y refleja lo que han invertido en su web o en publicidad.
  • Observa lo que dicen sus clientes en los comentarios de los buscadores (Google) y en las redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram, etc.)
  • ¿Que publican en las redes sociales? ¿Cómo se relacionan con sus clientes?

Además, puedes visitar los centros de belleza para conocer de primera mano cual es el trato que dan, cual es la experiencia que vive el cliente y que les diferencia a ellos. Así, podrás saber con qué parte te gustaría quedarte y que mejorarías.

¿Has organizado tu futuro centro con un plan de negocios?

¡No te asustes!

Un plan de negocios no es difícil de hacer, ni está reservado solo para expertos.

Es una herramienta que recoge la organización y funcionamiento de tu centro, y que puede ir poco a poco incorporando nuevos aspectos que ayuden a dar detalles sin salirnos de nuestras posibilidades económicas.

Organización interna

En el se incluyen aspectos que hacen referencia a la organización interna a la hora de abrir un centro de estética o belleza, tales cosas como:

  • Marca: tu marca se crea con una suma de pequeñas cosas que identifican tu negocio. ¿Cómo quieras que te vean tus clientes? ¿Qué medidas vas tomar para que te distingan por esos valores?
  • Clientes: ¿A qué tipo de clientes te quieres dirigir? ¿Qué sexo, edad, estado civil o poder adquisitivo? ¿Estos clientes son los qué valoraran más tus esfuerzos?
  • Servicios: ¿Qué servicios voy a dar? ¿Porque? ¿Cuál es el coste que tienen para mí? ¿A qué precios los voy a ofrecer? ¿Se pueden combinar? ¿Cómo utilizaría mis herramientas de marketing para promocionarlos?
  • Presupuestos: ¿Cuánto esperas ganar con tu trabajo? ¿Cuáles son los gastos fijos que tienen el mantenimiento o promoción de tu centro? ¿Qué gastos adicionales puede aparecer?
  • Personal y salarios: Muchos emprendedores del sector de la belleza solo tienen en cuenta el coste del personal pero no incluyen salarios para ellos, tú también debes sobrevivir. ¿Cuánto quieres ganar? ¿Cómo lo quieres ganar? ¿Cómo vas a incentivar a tus empleados y a ti mismo para trabajar mejor?
  • Seguros: Un seguro adecuado es la garantía de que vas a poder seguir realizando tu trabajo con la misma calidad y regularidad. A veces las cosas pueden salir mal, ¿Tienes un seguro que te cubre las necesidades específicas de tu centro de estética o belleza?
  • Programa de gestión para centros de estética: ¿Cuentas con un programa que te ayude a gestionar todas tus citas? ¿Qué te permita gestionar la información de tus clientes y tus cajas? ¿Que ponga orden a tus servicios, bonos, packs, productos, proveedores, etc.?
Organización externa

También hay otros aspectos externos que cabe valorar a la hora de dar alas a nuestro centro de belleza o abrir un centro de estética como:

  • Local, cabinas y mobiliario: ¿el local, cabinas y mobiliario que hemos elegido nos permite realizar cómodamente todos los servicios que nos hemos propuesto? ¿Cumple con los requisitos de privacidad que necesitamos? ¿Tienes posibilidades de adaptarse a los valores que quiere trasmitir tu marca? ¿Entran dentro de nuestro presupuesto?
  • Marketing: ¿Qué herramientas de marketing conocemos y que utilizan otros centros? ¿Sabemos desde donde podemos utilizarlas? ¿Qué coste tienen? ¿En qué medida me pueden ayudar a aumentar las ventas? ¿Mejoran la forma en que mis clientes me pueden encontrar? ¿Puedo adaptarlas o trasmitir con ellas mis valores de marca? ¿Conozco las herramientas que se integran en programas de gestión como KOIBOX?
¡Hasta aquí el interrogatorio!

Más adelante veremos preguntas menos básicas y que nos ayudaran a plantearnos mejor nuestros presupuestos o las decisiones de marketing que tomamos.

Esperamos vuestros comentarios y vuestras propias preguntas que podemos incorporar.